Derechos Humanos

Estigma y Discriminación

AQUÍ ENCONTRARÁS:

¿Qué es estigma?
¿Qué es discriminación?
Estigma y discriminación hacia las personas que viven con VIH
Formas de discriminación en varios ámbitos
Fuentes complementarias

ESTIGMA

Palabra de origen griego que se refiere a la marca física que se deja con fuego o navaja en los individuos considerados extraños o inferiores. En la actualidad las marcas físicas han desaparecido, pero el estigma permanece, basado en factores de edad, raza, clase, social, sexo, etnia, creencias religiosas y/o estado de salud.

DISCRIMINACIÓN

El significado original de “discriminar” era observar las diferencias. Con el transcurso del tiempo, la palabra adquirió el significado de tomar actitudes que perjudiquen a personas que pertenecen a un grupo determinado, en particular a un grupo estigmatizado.

Aunque la discriminación puede tomar muchas formas, ella se divide básicamente en dos categorías: comunitaria y legislativa.

 
  • Discriminación Comunitaria es la acción o falta de acción en contextos menos formales, como lugares de trabajo, educación y otros entornos sociales como centros deportivos, comunitarios, etc. Se puede encontrar discriminación en los ámbitos laboral, educativo, social, comunitario y familiar.
  • Discriminación Legislativa es la sancionada por leyes o políticas.

ESTIGMA Y DISCRIMINACIÓN HACIA LAS PERSONAS QUE VIVEN CON VIH

El estigma y la discriminación son los factores que más daño hacen y afectan la calidad de vida de las personas que viven con VIH (PVV), adicionalmente del daño que el virus produce en el sistema inmunológico.

Se afirma que una persona, con un mínimo de acceso a servicios de salud en VIH y a tratamientos antirretrovirales (ARV), no tiene ninguna razón para morir a causa del VIH o por alguna enfermedad asociada al sida, sin embargo, muchas personas con VIH mueren no por razones de tipo médico patológico, como la inmunodepresión o las infecciones oportunistas, sino sobre todo por el rechazo social y familiar, el aislamiento, los prejuicios, la estigmatización y discriminación de que son objeto.
El estigma y la discriminación en VIH son tan antiguos como la epidemia y se manifiestan en la medida del desconocimiento y desinformación que se tenga sobre el tema; es decir, a mayor desconocimiento y desinformación sobre el VIH mayor será el estigma y la discriminación contra una persona afectada por el virus.
RECUERDA

Discriminar a una persona por vivir con VIH es un obstáculo para detener la epidemia y es penado por la Ley. El VIH aún no tiene cura, pero el estigma y discriminación sí, a través de la información correcta y oportuna y de educación adecuada.

De ahí la necesidad de que la respuesta a la epidemia tome en cuenta campañas adecuadas de información y educación a la población sobre la epidemia del VIH.

Campañas que no se enfoquen en crear miedos y temores sobre la posibilidad de infectarse con VIH, sino más bien en la necesidad e importancia de quererse, valorarse y de cuidarse a sí mismo y a los demás de posibles infecciones o enfermedades que deterioren la salud y pongan en peligro la vida.

El estigma y la discriminación relacionados con el VIH son factores que contribuyen a la proliferación de la epidemia y dificultan la adecuada asistencia, atención y apoyo a las personas que viven con el virus.

El estigma y la discriminación relacionados con el VIH se producen en todos los países y regiones del mundo y son provocados por muchas razones, entre las que podemos citar:
  • Desconocimiento y falta de educación sobre el VIH.
  • Los mitos sobre las formas de transmisión del VIH y la sexualidad humana.
  • La falta de atención integral, tratamientos ARV y de una cura para el VIH.
  • La transmisión de información distorsionada en los medios de comunicación sobre la epidemia.
  • Los tabús en torno a la sexualidad.
Desde el aparecimiento de los primeros casos de VIH, a comienzos de la década de los 80, se dieron las primeras violaciones a los derechos humanos de las personas que viven con el virus, sobre todo en el ámbito de la salud, con la negativa a atenderlos; más tarde la discriminación se extendió a los ámbitos laboral, educativo, de servicios públicos, entre otros. La asociación entre infección del VIH con conductas supuestamente irresponsables o cuestionables (homosexuales, usuarios de drogas, trabajo sexual) y a minorías étnicas, provocó un aumento de actitudes discriminatorias y estigmatizantes hacia las PVV por parte de una sociedad poco informada y prejuiciada.

En ese contexto, se ha reconocido a nivel mundial la estrecha relación entre protección de los derechos humanos y eliminación de las formas de estigma y discriminación hacia las PVV con una respuesta eficaz al VIH. Por eso, se recomienda eliminar la segregación hacia las personas infectadas y apuntar los esfuerzos para combatir al virus a través del desarrollo de medidas de prevención junto con acciones de atención, cuidado y apoyo.

El estigma y la discriminación asociados al VIH también tienen otros efectos y consecuencias como las psicológicas, en relación al modo en que las personas con VIH se perciben a sí mismas, lo cual conduce en algunos casos a la depresión, falta de autoestima y desesperación, lo que obstaculiza la prevención haciendo que las personas teman averiguar si están o no infectadas, y soliciten tratamiento, por miedo a las reacciones de los demás. 
Tan importante resultan el estigma y la discriminación con relación al VIH, que en la Declaración de Compromiso de Lucha contra el sida (UNGASS), elaborada en el año 2000 por la Organización de las Naciones Unidas, se afirma:
 
“El estigma, el silencio, la discriminación y la negación de la realidad, así como la falta de confidencialidad, socavan los esfuerzos de prevención, atención y tratamiento e incrementan los efectos de la epidemia en las personas, las familias, las comunidades y las naciones…. Para 2003, [los países deberían] promulgar, fortalecer o hacer cumplir, según proceda, leyes, reglamentos y otras medidas a fin de eliminar todas las formas de discriminación contra las personas que viven con el VIH/sida y los miembros de grupos vulnerables y asegurarles el pleno disfrute de todos sus derechos humanos y libertades fundamentales, en particular, darles acceso a, entre otras cosas, educación, derecho de sucesión, empleo, atención de la salud, servicios sociales y de salud, prevención, apoyo, tratamiento, información y protección jurídica, respetando al mismo tiempo su intimidad y confidencialidad; y elaborar estrategias para combatir el estigma y la exclusión social asociados a la epidemia”.


FORMAS DE DISCRIMINACIÓN EN VARIOS ÁMBITOS

Existen muchas formas y espacios en los que se desarrolla el estigma y la discriminación con relación al VIH. Entre esos tenemos:

En el sector salud:
  • Objeción y rechazo a atender a las personas infectadas con VIH.
  • Retención del tratamiento.
  • Retraso o negación de otras formas de atención (alimentos, higiene).
  • Falta de atención durante la hospitalización.
  • Pruebas para detección del VIH realizadas sin consentimiento.
  • Violación de la confidencialidad.
  • Observaciones o comportamientos inapropiados.
  • Uso de precauciones excesivas.
 
En la familia y comunidad:
  • Rechazo por los familiares o personas de la comunidad.
  • Violación a la confidencialidad.
  • Juzgamiento a la conducta o forma de ser de la persona.
  • Aislamiento y abandono.
 
En el sector laboral:
  • Pedir la prueba de VIH para ingresar o permanecer en una plaza de trabajo.
  • Realización de exámenes sin el consentimiento del trabajador.
  • Despido a causa de su condición de salud.
  • Violación a la confidencialidad.
  • Aislamiento laboral.
 
En el sector educativo:
  • Pedir la prueba de VIH para ingresar, permanecer o egresar de un centro educativo.
  • Realización de exámenes sin el consentimiento del estudiante.
  • Violación a la confidencialidad.
  • Rechazo y críticas por los compañeros, profesores, o personal administrativo.
 
Otro factor que fomenta la discriminación es el uso de un lenguaje inapropiado, inexacto y excluyente, así como imágenes negativas que refuerzan un imaginario social equivocado y tergiversado de lo que es el VIH.

Para cambiar eso, se recomienda utilizar un lenguaje no ofensivo e incluyente, que tome en cuenta el respeto que se merecen todas las personas y la realidad sobre la epidemia. Por ejemplo, no es correcto decir que UNA PERSONA SE CONTAGIA O SE CONTAMINA DE SIDA, sino que una persona adquiere o contrae el VIH, ya que lo que ingresa al cuerpo humano no es la enfermedad del sida sino el virus (VIH); además la palabra contagio se refiere a un contacto casual (por ejemplo una persona puede contagiarse del virus de la gripe), pero las formas de transmisión del VIH están claramente identificadas por lo que el VIH se TRANSMITE a través de una persona infectada. Al usar un lenguaje inexacto e inapropiado se fomenta, el estigma y la discriminación hacia las personas que viven con el virus. Ver Información básica

El estigma y discriminación es una violación a los derechos de las personas afectadas por la epidemia, por tanto la persona afectada puede denunciar y solicitar una reparación integral de sus derechos.  ¡ Ir a Vulneraron tus derechos ¡Denuncia!
 

FUENTES COMPLEMENTARIAS

Más información sobre estigma y discriminación con relación al VIH/sida la puede obtener en las Directrices Internacionales sobre el VIH/sida y los derechos humanos, documento de orientación sobre la mejor forma de promover, proteger y respetar los derechos humanos en el contexto de la epidemia de VIH.

Para más información sobre la cómo denunciar la vulneración de derechos de las personas afectadas por el VIH puedes visitar la página del Sistema de Protección de Derechos de las personas afectadas por el VIH www.spdecuador.org.


 

 

 
0.002 qc